Etiquetas

, , , , , ,

Mucho se ha hablado sobre el amor. Algunas veces se ha confundido con el enamoramiento; otras con el deseo o con la dependencia. Tal vez por esa necesidad que tenemos como seres humanos de ser amados, buscamos y buscamos, y por el camino podemos llegar a perdernos. 

Cuando reconocemos que el amor vibra en nuestro interior, independientemente de que haya o no alguien que nos sea especial,es cuando estamos preparados para amar. 

Desde nuestro amor interior, podemos acercarnos al otro y decir:


“Me presento ante ti con mis ángeles y demonios, intentando desprenderme de esta pesada armadura que de una vida me acompaña. 

Me presento ante ti reconociendo lo mío en lo tuyo y ofreciéndome como tu espejo, intentando liberarme de juicios y aprendizajes para verte en lo que eres y no en lo que imagino.  

Me presento ante ti desnuda y vulnerable para poder mostrarte la ternura de mi fortaleza y la apertura de mi alma. 

Me presento ante ti con todo lo que soy sin pretender que lo tomes o lo entiendas, ni tan siquiera que lo veas. Tan solo ofreciendo lo mío a esta verdad nuestra.”


Anuncios