Etiquetas

, , , , , , ,

Ir tomando tierra después de un largo vuelo sobre las nubes no siempre es fácil.

Irrumpe el dolor del apego, al aterrizar y al empezar a soltar.

Ayuda dejar que el corazón llore y que el alma hable. Y seguir soltando.

Que la calma inunde la noche, que el cariño acune los sueños. Y soltar lentamente.

Que sólo quede un amoroso agradecimiento. Y soltar hasta desprenderse.

Anuncios