Etiquetas

, , , ,

Ahora que un año termina y el otro asoma, quiero agradecer a todos vuestro calor y cariño, vuestra mirada y reflejo, vuestras sonrisas y enfados. Gracias por ayudarme y acompañarme a llorar y a reír. Cada contacto me ha enriquecido porque, con él, he visto que entre todos formamos un “nosotros”; la Humanidad.

Repaso los días vividos, las lágrimas derramadas, las sonrisas acompañadas, los aprendizajes sentidos. Senderos encontrados, construidos u olvidados. Caminos que hemos compartido a ratos y que seguimos andando.

He bailado la danza entre el poder y el querer, entre mis circunstancias y mis decisiones. He sentido cómo la Vida vivía a través de mí y cómo yo he escogido vivirla.

Camino hacia la serenidad que da la aceptación plena, mientras me dejo invadir por la risa descontrolada de la niña que también soy. Agradezco lo sentido, lo pensado, lo vivido.

Feliz de lo que hay y de lo que queda por venir, miro con confianza al nuevo año y con respeto a lo que la vida me presente. Decido trabajar para que mi camino sea un bonito paseo de crecimiento. Tanto hecho y tanto por hacer. Tanto crecido y tanto por crecer.

Deseo que las emociones sean reconocidas y la vida, plenamente vivida. Deseo que tu camino se cruce con el mío y ambos se iluminen. Deseo que me acompañes un trecho y que sonriamos juntos. Deseo que nuestro año sea este nuevo año y los siguientes.

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/2be/64008700/files/2014/12/img_0166.jpg

Anuncios