Etiquetas

,

Corren diferentes teorías según las cuales se nos incentiva a creer que somos capaces de cualquier cosa. Bajo el amparo de la motivación, la responsabilidad, el esfuerzo… pretenden convencernos de que un buen plan y mucha energía es suficiente para lograr nuestros sueños. A lo que pregunto ¿qué pasa con las aptitudes individuales? O, ¿qué sucede cuando lo que se desea es incompatible al talento que uno tiene?

En cierta ocasión, escuché a un profesional que le decía a un individuo de clase media y de unos 50 años: “con mi ayuda conseguirás alcanzar ese sueño de pilotar un fórmula1 en una carrera”. Cada vez que lo recuerdo, se me eriza la piel al preguntarme: ¿cuánto tendrá que sacrificar para conseguirlo? ¿Sería más sostenible su felicidad si dedicase los mismos recursos a otra cosa?

Seamos sinceros: podemos soñar y podemos luchar por nuestros sueños. Lo que no me parece sano es luchar por un castillo de naipes.

Puede que todo sea alcanzable si los medios empleados no respetan ni a los individuos ni a sus valores. Pero considero que sería más práctico tener claras las fortalezas, los puntos de mejora y el coste del esfuerzo. La toma de consciencia, probablemente, impulse a un nuevo enfoque. Consiguiendo, de esta manera, trabajar para un objetivo equilibrado.

El Coaching acompaña al cliente a sacar lo mejor de él. Y lo mejor de él es intrínseco a ese individuo. Por este motivo, ni es comparable con otros, ni vale para todo. Una autosuperación constante no garantiza el gobierno del mundo, sino el florecimiento de los talentos para realizarnos en nuestra máxima potencialidad. Lo que ya es un objetivo en sí mismo. ¿Para qué ponernos metas irrealizables que sólo generen frustración?

Es cierto que, en repetidas ocasiones, nos creemos mucho menos de lo que podemos llegar a ser. Esa limitación frena nuestra evolución e impide nuestros logros. Por ello es beneficioso contar con una mirada externa y objetiva, que vea más allá de la apariencia. Alguien que nos acompañe mediante un proceso respetuoso, ecológico y sostenible. Y desde ahí, volar con conocimiento, hacia lo más alto, hasta alcanzar nuestro particular cielo.

IMG_9212.JPG

Anuncios